La reforma de la cocina ¿nosotros mismos?

reforma cocina nosotros mismo

Cuando decidimos cambiar nuestra cocina la gran pregunta no es si vamos a instalar una televisión o si queremos electrodomésticos de color mate o con brillo, qué va. Ni siquiera es cuestionarse si preferimos muebles de madera o si, por el contrario, nos vamos a decantar por el aglomerado o el DM. El gran interrogante es decidir si vamos a optar por el háztelo tú mismo o si vamos a elegir a un carpintero. Puede ser que pensemos que somos un nuevo superhéroe, algo así como Bricolajeman, pero montar por ti mismo una cocina es algo que deberías pensarte. Sobre todo porque la disposición de los módulos, la regulación de las puertas o la instalación de la piedra y de los fregaderos, por poner algunos ejemplos, es algo complejo de conseguir. Así que lo mejor es olvidarse de problemas y complicaciones y buscar en Internet a un profesional cualificado.

¿Y cómo podemos hacer tal búsqueda? Bueno, lo mejor es conocer una guía que nos ofrezca el mejor listado de ebanistas posible, y que además sea sencilla de utilizar, con las mejores garantías de satisfacción y sin tener que dar vueltas por la Red, que ya sabemos todos que cuando nos ponemos a indagar sin tener un criterio determinado acabamos perdiendo un tiempo increíble.

Bien, una vez que hayamos decidido qué carpintero nos va a diseñar la cocina, toca elegir colores y materiales. Volvemos a insistir: todo depende de tus gustos… Y de tu presupuesto. Un mueble de madera es más resistente y más elegante, pero también más caro. Uno de DM o de aglomerado, por contra, suele ser algo más endeble, pero también es cierto que su precio es irresistible. Y no nos engañemos, los avances que se han producido sobre el particular nos permiten disfrutar de productos más resistentes y mucho mejor rematados. Puede ser una opción, y de hecho muchos profesionales la ofrecen, tener el módulo de un material y la puerta de otro. La elección te la dejamos a ti.

Otra cosa importante: la encimera. Con la enorme variedad de colores, formatos y precios puede ser una aventura decantarse por un modelo determinado. Pero de lo que no tenemos ninguna duda es su idoneidad sobre otros materiales. En efecto, la piedra es mucho más resistente, duradera e higiénica. Y dado que la tienes en una variedad cromática increíble, solamente tienes que mirar cómo vas a conjugarla con las puertas y los azulejos. Y, por supuesto, disfrutar con tu nuevo espacio, que de eso se trata.