Preparación de Superficie de madera para aplicar Acabados

preparar madera

¿Qué necesitamos?

Materiales:

  • Papeles abrasivos o de lija.
  • Masilla.

Herramientas:

  • Lijadora orbital eléctrica.
  • Guantes de protección.
  • Ropa adecuada: mono, bata, delantal,…

Pasos

1- Ante todo debes preparar la superficie de la madera: debe estar lisa, limpia y libre de imperfecciones.

2- Si encontramos alguna imperfección, lo mejor será que apliques alguna pasta o masilla de celulosa si el acabado que vas a dar es opaco: mezcla bien esta pasta con agua hasta formar una masa espesa, y tapa las grietas o imperfecciones. Si por el contrario el acabado va a ser opaco, lo mejor será que emplees tapagrietas de color, fabricados de diferentes colores para asemejar el tono de las diferentes clases de madera. Los bastoncillos de goma laca son ideales para reparar pequeños defectos, también de diferentes colores; los bastoncillos de cera son útiles para arañazos en la madera: retoque de rasguños, etc… Ambos bastoncillos deben ablandarse con calor(por ejemplo con la punta templada de un soldador).

3- Después de la primera etapa, tendrás que lijar la madera. Existen variados tipos de lija: papel de polvo de vidrio, de color amarillo y que se gasta rápido, para maderas blandas; papel de polvo de granate, de color marrón – rojizo, de gran calidad y muy abrasivo, bueno para maderas blandas y duras; papel de óxido de aluminio , más duro que el anterior, especial para maderas duras de gran densidad; papel de carburo de silicio, gris oscuro o negro, se utiliza sobre todo para bruñir metales, o con agua como lubricante.

4- Te recomiendo que para lijar la madera te hagas tu mismo un taco de lija, cortando esta en una tira rectangular y envolviéndola en un taco de corcho o algún material resistente; así podrás alisar piezas planas más fácilmente, hacer biseles, etc…

5- Si se tarta de superficies curvas, lo mejor será que utilices los dedos directamente presionando sobre la lija.

6- A continuación, cuando la superficie esté lisa, lo mejor será que la humedezcas para levantar el grano.

7- Déjala secar, y con un lijado final elimina la fibras finas.

8- El polvo es mejor que lo quites con un trapo impregnado con white spirit, o resina.